Search

LO QUE ENTRA SALE

Updated: Dec 14, 2019


Hay gente que no nos cae bien a piel, por cuanto nos empeñemos a sonreírle o a entablar un dialogo con ella/el pero siempre acabamos con esta sensación de molestia, como cuando comemos algo amargo y no nos podemos sacarnos aquel mal sabor de boca.


A veces es difícil tragar situaciones que nos ponen de los nervios o que nos hieren en nuestro orgullo o que simplemente perturban nuestra tranquilidad. Por ejemplo: vivo en un sitio donde el sábado y el domingo viene toda Barcelona a ir de rutas en bici, y como en todas las actividades al aire libre hay gente que disfruta de ellas respetando el ambiente y siendo tolerante con quien encuentra por el camino y gente que va en bici como si estuviera en la Vuelta de España llevándose el ritmo desenfrenado de la ciudad.


Mi perro, Grock, un Border Collie, tiene la pasión de correr detrás de las bicis, por suerte, gracias a mi pasado de adiestradora canina la mayor parte de las veces paro el perro antes de que se vaya pero si no llego a tiempo hay dos opciones o el ciclista entiende la situación, se para yo pido perdón mortificada, el entiende y todo acaba con una sonrisa o me caen insultos " ata aquel perro de mierda!" "le voy a dar una patada" etc...mientras que el tío va acelerando con el único resultado de que el perro sigue detrás de el, yo voy corriendo para coger el perro, y todos nos ponemos nerviosos.


Hace unos años me ponían negras estas situaciones, notaba como mi corazón me empezaba a latir violentamente en el pecho, como la garganta se me secaba y me costaba tragar saliva, como todo el cuerpo se me tensaba y me ponía como una moto a veces exagerando y portándome como una incivil ( típica escena estilo mafia a la italiana, os dejo imaginar..)


Ahora he aprendido a canalizar.. respiro los insultos, intento no contestar, recojo a mi perro sonrío y pido perdón al ciclista y me voy, si sigue chillándome entonces a veces no puedo evitar de decirle alguna frase cortante "Sigue con tu actividad y disfruta del bosque, que vienes aquí para relajarte!"( esta la aprendí de mi pareja y me pareció fantástica). Después del ataque, si estoy sola pienso a otra cosa positiva de inmediato, si estoy con mi amiga Kinga, que suele acompañarme por las mañanas en el bosque, comentamos un rato el acontecido para que no quede rabia reprimida, luego le quitamos hierro al asunto con unas cuantas carcajadas.


Es difícil a veces evitar de atacar la persona que te está provocando pero lo que vi es que es solo una perdida de energías, no estoy todavía tan santa como para no alterarme pero estoy en buen camino.


Son situaciones como esta, no solo la alimentación, que pueden irritar nuestro intestino, crear esta sensación de pesadez, esta quemazón en el estomago. El echo de no lograr soltar lo negativo y en vez de dejarlo ir, pasar el día recordando aquella mala jugada, quejándonos de "la vida de mierda que llevamos" no te va a servir de nada así que te aconsejo desintoxicar tu organismo con esta clase de yoga para una buena digestión y así mantenerte en forma y poder ver el lado positivo de la vida.



Recuerda que para poder descubrir los beneficios del yoga terapéutico es importante que un profesional te cree unas prácticas personalizadas según las necesidades de tu cuerpo. ¡Contáctame y estaré encantada de ayudarte!


Om shanti

Ali





0 views

Hacer yoga no significa poder 
ejecutar posturas complejas 
sino aceptarnos por lo que somos y 
entrar en dialogo con nuestras almas

YOGA PILLS
NEWSLETTER
CONTACTO

email:

alicedaffonchio@gmail.com

móvil: 637984566

  • Grey Facebook Icon
  • Grey YouTube Icon
  • Grey Instagram Icon

© 2018 created by Valentino Rossi with Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now